Economía de Impacto

Una revolución global

Según las Naciones Unidas, son necesarios en el mundo $2,5 billones de dólares para llegar a los $3,9 billones necesarios para cumplir con los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

Para hacer frente a esta necesidad, ha emergido en todo el mundo una respuesta audaz que aplica herramientas innovadoras para solucionar los problemas sociales y medioambientales de nuestra sociedad: la innovación social y los emprendedores, empresas e inversores de impacto, que buscan la transformación del sistema económico hacia una economía de impacto.

Inversión de Impacto

El capital financiero tiene un papel absolutamente clave para impulsar la economía de impacto y lograr el cumplimiento de la Agenda 2030 y los ODS.

La inversión de impacto se reconoce como una fuente relevante de recursos para complementar los esfuerzos públicos para solventar retos globales. Se desarrolla tanto en mercados desarrollados como en emergentes, y a nivel global, ha doblado su tamaño de $112 mil millones en 2016 a $224 mil millones en 2017.

Las inversiones de impacto buscan intencionalmente un impacto social y medioambiental positivo, específico y medible, junto con la optimización del riesgo y el retorno, y al menos lograr la preservación del capital invertido.

Hasta ahora, las inversiones se han realizado bajo el binomio rentabilidad-riesgo. La inversión de impacto propone un nuevo enfoque, en que las decisiones de inversión se rigen bajo el trinomio rentabilidad-riesgo-impacto.

Slider

Esta web usa cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Si continua navegando por esta web está aceptando el uso de cookies. Más información.